compartir
con:

Sustitutos de cocina bajos en calorías

Sustituir algunos ingredientes puede parecer extraño, pero también puede convertirse en una práctica favorable para cuidar la salud, controlar el peso corporal y experimentar nuevos sabores y preparaciones.

Experimentar nuevos ingredientes y nuevos sabores, con la idea de mejorar nuestra calidad de alimentación y cuidar la salud, nos abre un abanico de opciones para sustituir componentes que usamos por costumbre más que por elección. Algunas sugerencias a continuación:

 

Vainilla en vez de azúcar: nos permite disminuir la ingesta de azúcar, incorporar unas cuantas gotas de esencia de vainilla a preparaciones dulces como la repostería e incluso en el té o café.

 

Cacao por chocolate en polvo: es una forma de controlar la ingesta de chocolate a la hora de beber una bebida caliente o preparaciones reposteras con este ingrediente. Utilizar cacao libre de azúcar aporta energía, antioxidantes, alivia el estrés y brinda un buen sabor a las distintas preparaciones.

 

Quinua en lugar de pasta: la pasta está hecha de harina de trigo procesada, lo que significa carbohidratos completos vacíos, por ello se aconseja sustituirla por quinua, alimento considerado como un súper grano de bajo índice glicémico, rico en proteínas, ácidos grasos omegas, con menor concentración de carbohidratos, vitaminas y minerales que influyen en el desarrollo cerebral. Actualmente el mercado ofrece una gran cantidad de versiones para innovar en platillos nutritivos.

 

Puré de palta en vez de mantequilla: una buena opción es sustituir la mantequilla con puré de palta y obtener una mejor grasa con beneficios. De esta manera se incrementa el aporte de vitamina E, ayuda a regular el colesterol bueno, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La palta puede ser incorporada como puré o en finas láminas.

 

Pollo molido en vez de carne molida: el pollo molido es un gran sustituto de la carne molida para reducir las grasas saturadas y las calorías. Es un alimento ideal a la hora del almuerzo, merienda o cena.

 

Stevia en vez de azúcar: mucha gente no ha oído hablar de la stevia. Este ingrediente natural es más dulce y bajo en calorías que el azúcar, una cucharadita produce el mismo dulzor que el azúcar.

 

Té verde o negro en lugar de café: esta bebida al igual que la cafeína libera dopamina en el cerebro y brinda una buena dosis de antioxidantes, efectivo para combatir enfermedades y promover la pérdida de peso.

Recuerde que al sustituir unos alimentos por otros es indispensable controlar las porciones para evitar posibles desequilibrios hormonales, exceso de calorías e incluso incremento del peso corporal.

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL