compartir
con:

¿Qué hacer con los antojos durante el embarazo?

La etapa de gestación en la mayoría de las mujeres ocasiona varios cambios físicos y emocionales que producen distintas situaciones como los antojos por la comida que no es más que la urgencia repentina por ingerir un determinado tipo de alimento que por lo general no aporta beneficios al organismo y solamente incentiva a consumirlo con una mayor frecuencia y en porciones exageradas.

Este tipo de situaciones se originan por la variación hormonal que el embarazo produce, incentivando a comer más de lo necesario y con mayor frecuencia alimentos que contienen un gran número de calorías, altas dosis de azúcar, harinas blancas, sodio, aceites procesados, frituras y poco o nulo porcentaje de nutrientes.

¿Qué hacer con los antojos?

Cuando se presenta este tipo de situaciones durante el embarazo es indispensable controlar las porciones, ceder de manera irregular ante algún antojo de alimentos poco saludables y alta concentración de calorías para evitar sufrir posibles crisis anímicas.

Para evitar caer en la tentación y descontrol tome en cuenta la siguiente recomendación al momento de consumir un alimento o antojo:

•             Ingiera comidas regulares y saludables: Esta alternativa ayuda  a prevenir la sensación repentina de hambre.

 

•             Mantenga la despensa surtida: Adquiera alimentos saludables como frutos secos, frutas, vegetales o granos para comerlos en los momentos de antojos.

 

•             Evite las compras de alimentos cuando se tenga hambre: Muchas veces sucede que se termina comprando alimentos poco nutritivos, provocando malestares a nivel intestinal o incluso el aumento de peso corporal.

 

•             Elija alimentos saludables y de bajo índice glucémico (IG): Estos alimentos tienen una mayor duración en el tiempo, opte por consumir avena con canela y azúcar morena, pan integral con una mermelada casera o una pequeña porción de quedo bajo en grasa y sodio, frutos secos o una porción de fruta o vegetales frescos.

 

•             Duerma lo suficiente: Investigaciones científicas han demostrado que las mujeres en etapa de gestación que sientan la ausencia del sueño y descanso reparador tienden a desear comida chatarra con más frecuencia que alimentos saludables.

 

•             Antojos no alimentarios: Algunas mujeres embarazadas desarrollan un deseo de comer sustancias que no son alimentos, como tiza, arcilla, almidón de lavandería o jabón. Esta es una condición llamada pica, y puede indicar una deficiencia de minerales o anemia severa.

 

Recuerde que una dieta saludable durante el embarazo debe cumplir con las necesidades emocionales y nutricionales básicas. En lo posible adquiera el hábito por comer 5 veces al día, en porciones moderadas y alimentos nutritivos que concentren altas dosis de vitaminas y minerales esenciales para el correcto desarrollo del bebé y el cuidado necesario de la mamá; este hábito evitará caer en la tentación de comer cualquier alimento que a la larga produzca alteraciones en el estado de salud de la futura madre.

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL