compartir
con:

Empezamos el año quemando grasa

¡Terminaron las fiestas de fin de año! Llegó el 2018 y tras las fiestas puede que estemos con unos kilos demás. Para recuperar nuestro peso y mantenernos en forma, es imprescindible un plan de alimentación balanceada, sabemos que no existen fórmulas mágicas que eliminen los kilos extras de la noche a la mañana sin ningún esfuerzo.

Tomando en cuenta las siguientes recomendaciones podremos ponernos en forma y alcanzar el peso ideal:

  1. Adquiere nuevas técnicas culinarias:
  • Utilice nuevos métodos de elaboración de platillos que precisen poca grasa extra, en lo posible cocinarlos a la plancha, al vapor, horno e incluso en microondas.
     
  • Incorpore aceite de oliva extra virgen en la elaboración de distintos platillos. Tome en cuenta medir las cantidades, una cuchara sopera contiene alrededor de 10 gramos, el equivalente a 90 kcal.
     
  • Procure eliminar la grasa visible de proteínas de origen animal, o en caso del pollo retire la piel antes de cocinar.
     
  • No abuse de las salsas, aderezos, rebozados o empanizados, para evitar incrementar las calorías a los platillos.
  1. ¡Alerta! Cambie algunos hábitos a la hora de comer:
  • Trate de mantener un horario fijo de comidas. Evite saltar los tiempos de comida, recuerde que es indispensable distribuir la alimentación diaria en el desayuno, merienda de media mañana, almuerzo, merienda de media tarde y cena.
     
  • Evite el ayuno prolongado, la mala costumbre de saltar el desayuno activa mecanismos fisiológicos que promueven el almacenamiento de grasa corporal.
     
  • Controle las porciones que consume, no tiene que acabar todos los alimentos que tiene en el plato.
     
  • Intente comer despacio masticando bien los alimentos, de esta forma dará tiempo para que se activen las señales de saciedad en el cerebro.
     
  • Sírvase en el plato las porciones que vaya a comer, no consuma los alimentos tomándolos directamente del centro de la mesa.
     
  • Controle el consumo de alimentos como la pastelería o bollería. Por ejemplo si decide comer un pan corte en trozos pequeños, así tendrá un mejor control de las porciones.
     
  • Disminuya el consumo de bebidas endulzadas dulces o jugos de fruta con azúcar refinada, cuando se ingiere altas cantidades  de azucares, el hígado se inunda de fructuosa obligándose a convertirla en grasa.
     
  • Adopte el hábito de comer fibra proveniente de carbohidratos (frutas o vegetales), su consumo ayuda a tener una digestión lenta, mejora la absorción de nutrientes y por ende reduce el apetito.
  1. ¡Póngase en movimiento! Evite el sedentarismo, comience el año realizando diariamente media hora rutinas de ejercicios cardiovasculares como caminar, correr, nadar o bailar para activar el organismo y quemar calorías.

Recuerde que el perder peso es un proceso que conlleva adquirir hábitos saludables, comience el año realizando pequeños cambios en la alimentación e incorporando diariamente rutinas de ejercicio físico. Este cambio ayuda a lograr resultados más rápidos y duraderos.

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL