compartir
con:

¿El tabaco disminuye la absorción de nutrientes?

La relación entre tabaco y nutrición con respecto al proceso de enfermar puede concretarse en dos hechos probados: por un lado, el hábito de fumar provoca una serie de alteraciones que en algunos casos pueden ser minimizadas con la ingesta adicional de ciertos nutrientes. Por otro lado, la inhalación de ciertas sustancias condiciona la bajada de los niveles séricos de algunos nutrientes, hecho que a su vez puede provocar ciertas alteraciones patológicas como las enfermedades cardiovasculares, ulcera gastroduodenal, problemas respiratorios, cáncer, cataratas, osteoporosis, llegando afectara en la etapa de gestación pudiendo llegar el niño a nacer con bajo peso, llegado afectar al niño al nacer.

A esto se suma que los fumadores realizan poco ejercicio físico, mantienen una ingesta calórica baja explica por qué el hábito de fumar suele ir asociado a una disminución del peso y del índice de masa corporal. Precisamente muchas personas no se deciden a abandonar el tabaquismo por miedo a engordar y otras se inician en el consumo habitual de tabaco mal influidos por el deseo de mejorar su imagen personal y perder peso. Para contrarrestar estos efectos y aprender a tener un estilo de vida saludable tome en cuenta que existe ciertos nutrientes que disminuyen el consumo de tabaco, estos son:

Vitamina C: Conocido por ser un poderoso antioxidante, previene problemas cardiovasculares, efectos degenerativos y el envejecimiento. Cuando se tiene el hábito de fumar los tejidos y la sangre tienden a perder su densidad y dañar las células, para contrarrestar el daño consuma alimentos ricos en vitamina C diariamente, varíe entre naranjas, mandarinas, limones, toronjas, lima, entre otros.

 

Vitamina D: El consumo de cigarrillo tiene un efecto significativo en el metabolismo de esta vitamina, los fumadores tienen una incidencia mayor del 50% de deficiencia a diferencia de aquellos que no lo hacen. Para contrarrestar los efectos consuma alimentos como pescados, cereales y frutas.

 

Calcio: El fumar tabaco regularmente tiene un efecto significativo sobre el metabolismo del calcio, donde se presenta una deficiencia en la absorción del calcio, pudiendo llegar a la osteoporosis. En lo posible consuma lácteos bajos en grasa y azúcar e incluso vegetales como el brócoli.

 

Vitamina E: Esta vitamina inhibe los depósitos grasos en las paredes internas de las arterias, el fumar provoca el endurecimiento de las arterias, los fumadores pueden reducir su riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas al tomar suplementos de vitamina E.

 

Ácidos grasos esenciales: En fumadores se han visto valores más bajos de ácidos grasos esenciales en eritrocitos que en los no fumadores, hecho que conlleva una menor integridad en sus membranas. También se ha observado el efecto beneficioso que sobre estos mismos niveles ejerce los alimentos como las nueces, almendras o palta.

 

La combinación de tabaco, bebidas alcohólicas, beber abundante café, mantener una inadecuada alimentación y no dormir bien incrementan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, desde el punto de vista nutricional la dieta de un individuo fumador se encuentra menos equilibrada que la de las personas que no fuman habitualmente debido a que los fumadores suelen preocuparse menos por su salud y el consumo de tabaco afecta a los hábitos alimenticios modificándolos.

Si eres fumador para poder alcanzar los niveles de nutrientes se debe implementar el consumo de frutas y verduras, consumir suplementos de vitaminas C y E. Por su puesto lo mejor es dejar de fumar.

Recomendaciones:

  • Cambie ciertos hábitos, en lo posible opte por comer una manzana antes de encender un cigarrillo.
  • Para evitar la pérdida de nutrientes consuma de manera regular alimentos ricos en antioxidantes como frutas, verduras, frutos secos, pescados, carnes magras, legumbres.
  • Beba de 2 a 3 litros de agua purificada al día para eliminar las toxinas acumuladas 
  • Muchas personas empiezan el día con un café y un cigarrillo sin más. Cambie la rutina, optando por un desayuno sano y completo a base de frutas, cereales integrales y lácteos.
Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL