compartir
con:

Conoce los beneficios de las bebidas de soja para el reflujo gastro- esofágico

El reflujo gastro- esofágico se produce por la regresión del ácido estomacal hacia el esófago causando  síntomas como dolor torácico,  acidez estomacal y sabor amargo que se siente en la boca. Para aliviar los síntomas te sugerimos implementar en la dieta la leche de soja.

El esófago es un tubo que transporta la comida desde la boca hasta el estómago. La enfermedad por reflujo gastro-esofágico (ERGE) ocurre cuando un músculo al final del esófago no se cierra adecuadamente, tomando en cuenta que es el encargado de evitar que pase el ácido del estómago al esófago (reflujo).

Cuando se debilita este músculo aparecen los molestos  síntomas debido a que el ácido del estómago comienza a pegarse a las paredes del esófago llegando a sentir acidez, dolor torácico y sensación de un gusto amargo en la boca.

En tal sentido, existe un sinfín de alimentos cuyo consumo ayudan a incrementar o aliviar los molestos síntomas. Para evitar llegar a los extremos, sugerimos incorporar a la dieta la leche de soja que aportan grandes beneficios nutricionales como ser:

  • Aporte de grasas: Proporciona menos de la mitad del contenido graso que la leche de vaca entera. La leche de soja es de buena calidad porque no contiene colesterol, concentra ácidos grasos altamente beneficiosos que actúan como protectores cardiovasculares.
 

El elevado contenido graso al interior del estómago produce retardo en el vaciamiento y por tanto la mayor permanencia de alimentos exige mayor secreción de ácido clorhídrico que repercute directamente en la irritación esofágica.

  • Consistencia líquida: Hace posible un rápido vaciamiento gástrico reduciendo la posibilidad de retorno a través del esófago.
 
  • Contiene proteína: Reduce la sintomatología de la hiperacidez por ser de origen vegetal.

 

Tome en cuenta que si bien aporta de beneficios puede causar posibles efectos secundarios como:

  • Deficiencias de calcio y vitamina D: Dos nutrientes que posee en menor cantidad que la leche de vaca.
 
  • Posibles problemas en riñones e hígado: La soja es rica en oxalata, sustancia que favorece la formación de cálculos renales. Además, los fitoestrógenos no pueden tener efectos secundarios sobre el hígado.
 

Por ello el consumo de la leche de soja debe ser moderada, procurando implementarla en los desayunos y meriendas.

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL