compartir
con:

Conoce las razones por las que no bajas de peso

Si presentas un kilitos demás y estas en la búsqueda constante de métodos para perder peso, la alimentación y el ejercicio son importantes, sin embargo, no son los únicos esfuerzos que se deben realizar ya que existen otros factores que influyen en aumento o pérdida de peso.

1. El ejercicio cardiovascular no lo es todo:
Es cierto que el ejercicio cardiovascular tiene muchos beneficios para la perdida de grasa corporal. No obstante, limitar la rutina de entrenamiento con esta variedad de actividades puede convertirse en un impedimento para alcanzar el peso deseado. Por ello es ideal implementar ejercicio de fuerza para conseguir mejores resultados.

 

2. Excederse en las porciones:

Por más saludable que sea un alimento es importante entender que contiene calorías, y por lo tanto su consumo excesivo puede influir en el peso.
Los frutos secos, el aceite de oliva y el chocolate son algunos ejemplos de las comidas saludables que deben ingerirse en pequeñas porciones.
 

 

3. No dormir suficiente:

Las personas que tienen problemas en alcanzar el sueño reparador tienden a engordar con más facilidad en comparación con aquellas que duermen bien. Los trastornos del sueño influyen en el metabolismo y en la actividad de las hormonas del hambre como la leptina y la grelina. La leptina es aquella que se encarga de enviar señales al cerebro para que deje de comer, mientras que la grelina es la que le estimula el hambre.
Quienes padecen insomnio o duermen menos de lo adecuado tienen bajos niveles de leptina y se incrementa la grelina, esto quiere decir que se tiende a comer más de lo usual, por ende, el aumento de peso es mayor de lo adecuado. Trate de dormir al menos 8 horas sin interrupciones.

 

4. Trabajar sentado todo el día:
El estilo de vida y la tecnología han llevado a muchas personas a mantenerse sentados la mayor parte del día. Para que esto no cause problemas en el metabolismo y se aumente de peso es primordial tomar descansos varias veces al día, moverse dentro la oficina, utilizar las gradas antes que el ascensor o en lo posible hacer caminatas cortas, rutinas de ejercicios en casa o inscribirse al gimnasio.

 

 

5. Presentar problemas hormonales:
Si bien muchos los ignoran, hay algunas hormonas que influyen en la actividad del metabolismo y otros procesos vitales para mantener un peso saludable. Los trastornos hormonales como  el hipotiroidismo, síndrome de ovario poliquístico y la resistencia a la insulina son algunos de los que impiden adelgazar. 
Es importante consultar con el médico ya que se suele necesitar un control y tratamiento para mitigar los síntomas. Además de confirmarse es conveniente mejorar la alimentación y medir el número de calorías a consumir día. 

 

6. El estrés:
El llevar un estilo de vida sometido continuamente al estrés está relacionado con el incremento de peso, este efecto se produce porque se incrementan los niveles de una hormona llamada cortisol, que además de afectar el bienestar emocional, aumenta el apetito, comer alimentos poco saludables e incrementar la ingesta de calorías diarias.

 

7. Consumir alimentos azucarados:
Los refrescos o bebidas carbonatadas contienen demasiada azúcar y pocos nutrientes y si esta azúcar o energía de más no es utilizada, puede llegar a convertirse en grasa. Por ello elije el agua.
Tome unos minutos de su día, planifique un menú diario para evitar caer en las tentaciones, distribuya la comida diaria en cada tiempo de comida, cene temprano, duerma bien, manténgase en movimiento y disfrute la vida. Estas pautas ayudarán a conseguir resultados favorables y cambios en el peso corporal.

 
Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL