compartir
con:

Cáncer de mama y la alimentación

Celebrando la semana de prevención del cáncer de mama, es indispensable tomar conciencia de la importancia de papel que juega la alimentación, los buenos hábitos saludables y la realización de chequeos médicos de forma periódica.

En esta oportunidad decidimos aclarar algunas dudas que surgen de manera frecuente respeto a la alimentación.

¿Están relacionados los productos lácteos con el desarrollo de cáncer de mama?

Lo recomendable es consumir lácteos descremados y bajos en azúcar, ya que según estudios la combinación de calcio y vitamina D podría disminuir el riesgo de cáncer de mama, aunque  no existen datos concluyentes. En lo posible evite los excesos.

 

¿Puedo consumir soya si tengo cáncer de mama?

El consumo de soya puede aportar de grandes beneficios a la salud. Procure consumirlos de manera moderada, es decir de 1 a 2 porciones día; recuerde que al al ser un alimento rico en proteína de origen vegetal puede optar por consumirla de diferentes maneras como leche, yogurt, tofu o granos. En el caso de los pacientes  bajo tratamiento de quimioterapia se aconseja suspender su consumo como medida preventiva.

 

¿El consumo de carnes rojas produce cáncer de mama?

En relación al consumo de carne rojas y su aumento de riesgo de cáncer de mama no existen datos  exactos  de investigación. Sin embargo la carne no  debe estar  bajo el fuego directo del carbón o  leña, ya que se forman aminas heterociclias que son sustancias peligrosas cancerígenas que se encuentran en la parte quemada que  produce el carbón o a fuego a llama directa. La forma de preparación ideal  de la carne es cocinada con brasas en lugar de fuego, marinado   con aceite balsámico, jugo de limón, jugo de tomate.

No olvide que la nutrición es indispensable para el tratamiento contra el cáncer, debido a que tanto la enfermedad como el tratamiento puede cambiar la forma de alimentarse e incluso el estilo de vida que se tiene previamente. Recuerde consumir en lo posible alimentos de todos los grupos, en porciones adecuadas, respetando los tiempos de comida y acompañado por sesiones de ejercicio. En el caso de notar algún cambio extraño en el organismo visite a un especialista para realizar una valoración apropiada.

 

Recomendaciones:

  • Para el desayuno pruebe los cereales de granos integrales
  • Consuma frutas entera en vez de jugo de frutas
  • Evite consumir las verduras sobre cocidas
  • Procure buscar alimentos orgánicos
  • Evite consumir  alimentos o comida refinada
Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL