compartir
con:

Bruxismo: Síntomas, causas y tratamiento

El bruxismo se caracteriza por el acto inconsciente de apretar o rechinar los dientes constantemente, este trastorno puede  ocurrir tanto de día como de noche llamado bruxismo nocturno, que es más frecuente. El diagnóstico del bruxismo debe ser realizado por el dentista y el tratamiento depende de lo que conduzca al rechinamiento de los dientes.

 El bruxismo nocturno no tiene una causa definida,  sin embargo puede ocurrir debido a factores genéticos, neurológicos o respiratorios, como los ronquidos, la apnea del sueño, también pueden estar relacionados con factores psicológicos como el estrés, la ansiedad o la tensión.

El consumo excesivo de cafeína, alcohol, tabaco puede aumentar la frecuencia del bruxismo tanto de día como de noche.

Síntomas de bruxismo

 

Generalmente se notan cuando la persona despierta por que debido al apretar o rechinar los dientes constantemente los músculos de la cara  pueden doler, además los otros síntomas son el desgaste de la superficie del dientes, ablandamiento de los dientes, dolor en las articulaciones de la mandíbula, dolor de cabeza al despertar, cansancio diurno por que la calidad del sueño disminuye.

Tratamiento

El bruxismo no tiene cura y el tratamiento tiene como objetivo aliviar el dolor y prevenir problemas dentales,  que generalmente consisten en usar una placa acrílica de protección dental por la noche que evita la fricción y los desgasten entre los dientes. También ayuda a reducir el dolor y la tensión muscular en la región mandibular  y previene los dolores de cabeza causados por apretar y rechinar los dientes.

 Otras medidas que ayudan a relajar los músculos de la mandíbula, aliviar y reducir los episodios de bruxismo son:

  • Implementa alimentos ricos en calcio y magnesio en la dieta, las mismas ayudan al funcionamiento de los músculos y el sistema nervioso, la deficiencia de estos nutrientes  puede favorecer a la parición y la agudización del bruxismo.
 
  • Aplicar agua tibia en el área durante 15 minutos antes de irse a dormir
 
  • Realizar ejercicios de relajación que ayuden a reducir el estrés
 
  • Aplicar hielo o pañol calientes en el área donde está localizado el dolor
 
  • Masajear la zona afectada, dormir horas recomendadas
 
  • Beber 2 litros de agua
 
  • Realizar una ortodoncia para alinear los dientes
 

En caso de molestias severas o problemas con el funcionamiento de la articulación temporomandibular se pueden garantizar relajantes musculares por un periodo corto de tiempo

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL