compartir
con:

Alimentos que se deben evitar durante el embarazo

Durante el embarazo algunos alimentos se encuentran prohibidos o limitados porque puede llegar a resultar tóxicos y peligrosos para el desarrollo del bebe. Para evitar consumirlos y provocar problemas en la salud preste atención al siguiente listado de alimentos:

Hígado: Considerado como un alimento rico en vitamina A, ideal para evitar las descompensaciones anémicas, tome en cuenta que su consumo debe ser moderado en esta etapa, si se excede el embrión puede padecer malformaciones.

 

Antojos extraños: Casi todas las mujeres experimentan antojos durante el embarazo y algunas pueden tener sustancias que no son comida como tiza, jabón, pasta de dientes, hielo, fosforo, tierra, almidón. Siendo este desorden alimenticio se lo conoce como pica. Para evitar caer en la tentación, trate de beber abundante líquido y realizar actividades de distracción como caminatas cortas o ejercicios de respiración.

 

Alimentos crudos: Evítelos si no se es inmune a la toxoplasmosis, pues el parásito puede encontrarse en ella y sólo se destruye con las temperaturas elevadas.  Por tanto, si se come fuera de casa, evite las ensaladas de vegetales frescos, en lo posible lave y pele la fruta y mientras coma en casa lave los productos y desinféctelos antes de consumirlos.

 

La carne cruda y alimentos pasteurizados: Tanto la carne cruda como los quesos de pasta blanda no pasteurizados y elaborados artesanalmente pueden causar listeriosis, una enfermedad que causa pocos problemas a la madre pero que resulta muy peligrosa para el feto. Los pescados y mariscos mal cocinados también pueden contener la bacteria.

 

Los embutidos: Se elaboran con carne cruda, grasas, altas dosis de conservantes y sodio, consumirlos pueden interferir en la digestión y problemas estomacales, por lo que se recomienda disminuir o eliminar por completo su consumo.

 

La cafeína: Presente en el café, el té y las bebidas de cola, su consumo excesivo durante el embarazo se ha relacionado con el bajo peso al nacer y el aborto espontáneo. Otra razón para disminuir su consumo es que dificulta la absorción del hierro, un mineral básico en estos meses.

 

Las bebidas con gas: Son poco recomendables porque contienen gas, azúcares y aditivos. No aportan ningún nutriente y pueden ocasionar molestias digestivas como las flatulencias y la sensación de estómago inflado.

 

El alcohol: Incluso con un consumo moderado se asocia con el aumento del riesgo de aborto y complicaciones durante el embarazo y complicaciones durante el parto; aunque no se conocen bien los efectos del consumo continuado de pequeñas cantidades, los estudios apuntan que también puede ser perjudicial para el feto. Además, el alcohol dificulta la absorción del ácido fólico y de otras vitaminas del grupo B, necesarias para el buen curso del embarazo.

 

Se recomienda que la madre no ingiera alimentos condimentados, de alto contenido en grasas y evite productos como el picante. Si bien estas comidas no provocarán ningún efecto negativo hacia el bebé, acentuarán el malestar estomacal de la madre, por lo que lo más recomendable es evitarlos durante el embarazo.

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL