compartir
con:

Nutrición saludable

Alimentos para prevenir el envejecimiento precoz

El concepto de “envejecimiento” guarda íntima relación con las emociones, estados de ánimo, expectativas de vida, actitud y muchos otros factores que, en muchos casos, no queremos ver o preferimos ignorar.

Sin embargo, con el paso de los años los signos y síntomas de envejecimiento se hacen cada vez más notorios.

Una forma de prevenir el envejecimiento precoz es controlando la alimentación que debe contener antioxidantes y nutrientes que fortalezcan, carguen de energía y eviten que el organismo se deteriore.

¿Qué son los antioxidantes?

Los antioxidantes son compuestos que evitan o retardan el envejecimiento de las células que se producen con mayor intensidad en situaciones de elevado desgaste energético como ser el estrés, diferentes enfermedades, excesivo ejercicio físico o mental y/o el inevitable paso de los años.

¿Cuáles son los antioxidantes más importantes?

Todos y cada uno de los denominados antioxidantes son igualmente importantes, el beneficio radica en el consumo de todos en general, dado que cada uno cumple funciones distintas en el organismo y se encuentran en diferentes alimentos. Entre los más importantes se pueden mencionar a:

  • Vitamina “A”: Las frutas y verduras de color verde y anaranjado intenso son fuente fundamental de esta vitamina y su función radica en disminuir la eliminación de radicales libres que son los directos culpables del envejecimiento de la piel.
     
  • Vitamina “E”: Los alimentos ricos en esta vitamina son las almendras, nueces, maní, pistacho, pasas de uva negra, esta vitamina es la responsable de mantener la tersura de la piel proporcionando ese aspecto hidratado y liso de una piel sana.
     
  • Vitamina “C”: las mejores fuentes de esta vitamina son las conocidas frutas cítricas tales como naranjas, mandarinas, pomelo, limón, kiwi y los cotizados frutos rojos como las frutillas, fresas, cerezas, frambuesas, arándanos, moras y similares
     
  • Zinc: es un antioxidante natural que cumple un sin fin de funciones vitales en el organismo humano. Las fuentes más importantes son los alimentos ricos en proteínas de origen animal como carnes, lácteos y derivados, mariscos y frutos secos.
     
  • Omega 3 y 6: estos son ácidos grasos que se encuentran en el atún, salmón, sardinas, en pescados azules en general y los frutos secos como almendras, nueces y pistacho, considerados antioxidantes grandes protectores cardiovasculares ya que tiene la función de “limpiar” la circulación sanguínea de placas ateromatosas, que no es otra cosa que el acúmulo de grasa que en muchos casos es responsable de la temida hipertensión arterial.
     
  • Selenio y cobre: Son nutrientes contenidos en las legumbres tales como porotos, garbanzos, lentejas, soya y tarwi, este alimento contiene gran cantidad de antioxidantes.
     
  • Resveratrol: es un poderoso antioxidante contenido en el vino tinto, tiene acción protectora para el corazón reduciendo la acumulación de colesterol en sangre y el riesgo de formación de coágulos sanguíneos. La dosis recomendada de consumo diario de vino tinto es de 100cc y la recomendación sugiere el consumo de esta dosis cada 3 días.

Tome en cuenta que los alimentos ricos en antioxidantes evitan la aceleración de los factores que estimulan el proceso del envejecimiento prematuro; por ello es recomendable que diariamente estén presentes en los distintos tiempos de comida.

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL