compartir
con:

Nutrición saludable

Riesgos del excesivo consumo de carnes de res

El promedio de consumo de carne de res en Latino américa oscila entre los 60 a 90 gr. por día, estos datos reflejan un hábito alimenticio que puede convertirse en un detonante de problemas de salud. Sobre este tema nos queremos referir.

Este tema, en los últimos tiempos ha sido catalogada como un tema nutricional de gran importancia y una alerta para la salud porque:

  • Organizaciones mundiales de salud y nutrición, luego de varios estudios determinaron  que existe una relación casi directa de riesgo de cáncer de colon y recto cuando el consumo de carne de res supera los 120 gr. por día. Se recomienda entonces que el consumo de carne tenga una frecuencia no mayor a 2 veces por semana y en cantidad no mayor a 80 gr. por vez.
     
  • Así mismo se considera que el riesgo de contraer cáncer de colon se incrementa en un 13% a 15% por el consumo diario de carne de res.
     
  • Si el consumo diario de carne roja es elevado (por encima de 80 a 90 gr.) el contenido de ácido láctico y otros nutrientes componentes de la carne roja producen un incremento de la acidez del organismo, el mismo que es detectado por el cerebro, órgano que para compensar la hiperacidez ordena la eliminación de calcio del interior de los huesos,  ocasionando con ello la descalcificación ósea con el consecuente reblandecimiento y fragilidad.
     
  • El contenido de ácido úrico, hierro y purinas de este alimento son una limitante importante para su consumo ya que podría ser la causa de padecimientos tales como hiperuricemia, gota, eritrocitosis o poliglobulia.
     
  • La carne de res ocupa la tercera posición después de la carne de cerdo y cordero  en cuanto a contenido de colesterol, sin embargo esto depende mucho del tipo de corte y raza de la que se trate, pero en términos generales  se debe considerar su restricción estricta en casos de cardiopatías y dislipidemias.
     
  • A la vez el consumo de embutidos y enlatados cárnicos puede generar en la salud problemas como:
     
  • La ingesta de alimentos cárnicos envasados o procesados como los embutidos en general son potencialmente cancerígenos, debido al contenido de sustancias llamadas nitratos, nitritos y otros,  los cuales liberan sustancias altamente toxicas en el intestino al ser atacadas por la flora natural del organismo.
     
  • El consumo frecuente de todo tipo de embutidos cárnicos incrementa en un 20% el riesgo de contraer cáncer no solo colo-rectal sino también de próstata además de diferentes cardiopatías e hipertensión arterial.

Si bien existen estudios muy serios respecto a la toxicidad del consumo de carne de res, es importante resaltar que los nutrientes que proporcionan son de alta calidad, de fácil absorción y completos, como es el caso de la proteína y hierro específicamente, dado que estos nutrientes son utilizados en el organismo humano sin necesidad de mezclas o activación de nutrientes.

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL