compartir
con:

Nutrición saludable

El agua, el principal aliado contra la retención de líquidos

Algunas personas creen que beber agua empeora el problema de retención de líquidos, pero en realidad sucede  lo contrario. Una de las causas de la retención de líquidos es precisamente no beber suficiente agua.

La retención de líquidos es un hecho que encubre padecimientos de gran importancia, es la alerta que nos exige un cambio inmediato de hábitos alimentarios.

¿Por qué se produce la retención de líquidos?

La temida retención de líquidos puede deberse a factores orgánicos tales como bajo contenido de proteínas, hipertensión arterial,  consumo de ciertos medicamentos, algunas cardiopatías, diferentes grados de falla renal o debido a situaciones funcionales como sedentarismo, mantenerse parado por mucho tiempo continuo, etapa premenstrual, uso de anticonceptivos o estrés.

La deshidratación activa determinadas reacciones como:

  1. Ante la carencia de agua, el organismo se defiende reteniendo lo que tiene a través de la reducción del impulso y volumen de orina. Con frecuencia ocurre que este mecanismo de “ahorro” de agua esta mediado por la secreción de una hormona llamada histamina, que se manifiesta con un ligero escozor de la piel, asemejándose a procesos alérgicos. También puede ser un cuadro de deshidratación que puede producirse en diferentes grados.
     
  2. La falta de agua es captada por el sistema nervioso que inmediatamente ordena la liberación de otra hormona (vasopresina), que hace posible la reabsorción de agua a nivel de los riñones, reduciendo de manera consecuente la cantidad de orina eliminada.
     
  3. Una de las funciones del sistema linfático es la de desintoxicación del organismo, pero gracias al elevado consumo de alimentos no naturales cargados de sustancias innecesarias para el organismo, este sistema linfático se encuentra sobresaturado y esto produce directamente retención de líquido al interior del organismo.
     
  4. Las personas obesas y/o con sobrepeso que consumen comida chatarra, cargada de sustancias toxicas, no realizan ejercicio físico frecuente, consumen gaseosas y poca cantidad de agua, tienen la predisposición de tener organismos “tóxicos” y alterado el metabolismo lo que estimula la retención de líquido, gracias en parte a la saturación del sistema linfático de desintoxicación orgánica.

Beneficios del consumo de agua:

  • Ideal hidratante de la piel, una de las maneras de cuidar la salud de la piel es mantenerla siempre hidratada para hacer posible su elasticidad e integridad y, de esta manera, evitar agrietamientos que favorecen el ingreso de bacterias, virus y otros.
     
  • Favorece la diuresis. A través de la orina es posible eliminar gran cantidad de productos de deshecho que acumulados en el organismo se transforman en altamente tóxicos. Al beber agua diariamente, estos productos innecesarios son eliminados manteniendo, de esta manera, un equilibrio interno correcto.
     
  • Interviene en la regulación de la temperatura del organismo.
     
  • Hace posible los procesos metabólicos, principalmente en el aparato digestivo, sistema circulatorio y sistema nervioso.
     
  • Ayuda en los tratamientos para bajar de peso ya que su consumo en horario cercano a las comidas principales, reduce el apetito favoreciendo la saciedad precoz gracias a la distensión del abdomen

Alimentos que ayudan a eliminar liquido del organismo:

Entre los grandes  beneficios que nos ofrecen las frutas y verduras gracias además de ñas vitaminas, minerales y fibra vegetal, es el contenido en agua que tienen algunas, que se convierten en la  primera opción  recomendada para incrementar el líquido del organismo, entre las frutas con mayor contenido de agua están: : pepino, tomate, sandia,  frutas cítricas.

Al comer proteínas, el hígado produce una sustancia que es la albúmina que pasa a la circulación. La albúmina tiene la propiedad de atraer agua a la circulación y evita que salga agua de la circulación hacia los tejidos. No hay que abusar del consumo, pero es indispensable que el agua esté presente en la dieta.

En cuanto al consumo de agua en el adulto, se recomienda 2 litros diarios aproximadamente, los cuales deben estar distribuidos  de manera fraccionada en 6 vasos de 300cc, por toma y preferentemente en los horarios matutinos y vespertinos hasta las 5 de la tarde.

Alimentos que estimulan la retención de líquido en el organismo:

Comida chatarra con presencia de aceite re utilizado, alimentos ricos en azúcar simple como la sacarosa, miel y similares, café, productos de pastelería con crema y almidones en exceso, carnes gordas y lácteos, embutidos y enlatados en general, nata, mantequilla, crema de leche, frituras, chocolates y derivados.

El ejercicio cumple una función importante ya que activa la circulación y ayuda a que el cuerpo arrastre el exceso de líquido. Caminar o correr ligeramente una media hora al día es uno de los mejores ejercicios.

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL