compartir
con:

Nutrición saludable

Coco: Conoce los grandes beneficios que aporta al organismo

Hoy en día, hablar de los súper alimentos y los beneficios que aportan es frecuente, entre estos alimentos destacados del que se hablan mucho en nuestros días es el coco.

Una fruta. Tiene un aspecto único, contiene de grandes beneficios para la salud y es utilizado como  materia prima para productos de cocina y cuidado del cuerpo.

En esta ocasión hablaremos de las ventajas que aportan al organismo, los derivados del coco como la harina, el aceite, la leche, el azúcar y la misma fruta.

Una de las bondades del coco es que no contiene gluten y lactosa, por lo tanto los casos de alergia son muy escasos. Es por ello que es una fruta apta cualquier persona, incluyendo a personas que sufren problemas de salud como diabetes, debido a que contiene dosis moderadas de fructosa, indicada para consumirse sin ningún problema.

El coco, hoy en día, es utilizado en distintas recetas como sustituto de la harina de trigo convencional,  no lleva gluten. La leche, de coco es recomendable, especialmente para las personas alérgicas a la lactosa o que llevan un estilo de vida vegano. El conocido y cotizado aceite, de coco es una alternativa vegetal a otros aceites industriales y, finalmente, el jugo de coco es una bebida natural refrescante sin ningún tipo de aditivo.

Descubre algunas de las ventajas del coco:

  • Es considerado como un gran hidratante: El agua de coco tiene un alto  contenido de agua y minerales como potasio y sodio, los cuales bien podrían sustituir  a las bebidas deportivas, por lo tanto es  ideal para deportistas.
     
  • Tiene un alto valor antioxidante: Al contener vitamina E y minerales como selenio y zinc, es considerado como un alto antioxidante natural que combate el envejecimiento de la piel o cabello.
     
  • Ayuda al correcto funcionamiento del organismo: Por su aporte de magnesio coadyuva al funcionamiento del intestino, nervios y músculos, forma parte de los huesos y dientes; mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. Contiene, además, fósforo que al ingresar al organismo interviene en la formación de huesos y dientes.
     
  • Es rico en potasio: Necesario para la  transmisión y generación de impulsos nerviosos, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio  de agua dentro y fuera de la célula. Es importante tomar nota que esta fruta no es aconsejable en personas  con insuficiencia renal, por su aporte en potasio.
     
  • Es un energético natural: Por su contenido en calorías (100g de coco aporta 342 kcal) es altamente energético  por las  grasas y carbohidratos, que contiene. Entres sus carbohidratos  se encuentran los complejos  que son denominados de lenta absorción (pentosas y galactomanosa) y de rápida absorción (galactosa, manosa, sacarosa), porque aportan azúcares rápidos a lentos de absorber. Es un fruto indicado para deportistas y también para personas con diabetes , quienes deben tener en cuenta su bajo índice glucémico.
     
  • Ayuda a la presión sanguínea: El aceite de coco prácticamente no contiene sodio, pero refiere un buen contenido de ácidos grasos. En cambio el agua de coco  contiene potasio, el mismo que ayuda a  equilibrar los niveles de  sodio en sangre  y mantiene al organismo funcionando correctamente. Es importante no excederse en su consumo pues el exceso de potasio puede dañar los riñones.
     
  • También mejora la función gastrointestinal: Ayuda a prevenir el estreñimiento, mejora la asimilación de nutrientes deficientes, indigestión, gracias al aporte de fibra de la pulpa del coco. Además contribuye a reducir el colesterol en sangre y al control de la glucemia en personas que tienen  diabetes.

Pese a los grandes beneficios que aporta esta fruta, tanto en pulpa, harina y agua, es importante tomar en cuenta que el aceite de coco aporta ácidos grasos saturados, por lo tanto su consumo debe ser controlado.

Derechos Reservados © Grupo Asegurador Alianza
Desarrollado por Nova Interactiva SRL